Publicaciones

ATRIO, J. (2012). "Dossier Repositorios digitales y Humanidades. Acceso libre a la información científica, una prioridad actual que abre desafíos en el horizonte".

Red-historia, 2, ISSN 2250-5636, Agosto, 2012. Buenos Aires.
Enlace a la publicación: http://historiapolitica.com/redhistoria/2012/08/dossier-atrio/
Descargar .pdf del dossier

En el marco de una fuerte y creciente tendencia nacional que promueve la generación del conocimiento científico como un verdadero bien público, es menester poner a disposición de la sociedad en su conjunto, en forma libre e irrestricta, todo resultado obrante de la tarea de investigación realizada con recursos del Estado. En este sentido, son las nuevas tecnologías una herramienta fundamental para lograr la disponibilidad plena de la producción en ciencia, tanto en la forma de repositorios institucionales como en la materialización de otros proyectos que adhieran al acceso abierto en sus distintas vertientes, entre los que se destacan las bibliotecas electrónicas con acceso a textos completos.

Como producto de una iniciativa impulsada desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de nuestro país, se logró el día 23 de mayo de este año 2012 la media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto de ley para la creación de repositorios digitales institucionales de acceso abierto, propios o compartidos. Con una amplia mayoría de votos se respaldó fuertemente la propuesta presentada por la comisión de Ciencia y Tecnología, texto en el que se establece la obligación para las instituciones que reciban financiamiento del Estado, de disponer de repositorios digitales públicos, gratuitos y abiertos en los que se incluyan las investigaciones realizadas por científicos que hayan obtenido apoyo gubernamental.

Este importante avance en materia legislativa pone en las agendas institucionales no sólo la prioridad de crear sus propios repositorios, sino también la necesidad de fortalecer iniciativas orientadas hacia el mismo horizonte. Un claro ejemplo de ello son las bibliotecas electrónicas de acceso abierto como la plataforma SciELO (Scientific Electronic Library Online) Argentina. Esta iniciativa que se desarrolla hace ya siete años en el Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica (CAICYT-CONICET) cuenta con más de noventa revistas científicas de excelente calidad editorial, de todas las áreas de la ciencia y en formato abierto, gratuitas y accesibles libremente. Es por esto que el trabajo institucional en esta materia debe estar articulado también con la importante tarea cotidiana de nuestros editores nacionales.

En muchos casos y a veces con reducidos recursos, las publicaciones periódicas de nuestro país logran obtener un nivel de reconocimiento internacional que está a la altura de las principales revistas científicas del mundo desarrollado. Es por ello que el CAICYT, a través de la plataforma SciELO Argentina en su rol de representante nacional de este sistema regional, trabaja de manera cotidiana con nuestros editores brindando un apoyo sostenido para el desarrollo de sus colecciones, convirtiéndose además en una ventana para nuestra producción en ciencia, traspasando así las fronteras nacionales. Como base de excelencia, la iniciativa SciELO se sustenta en la calidad científica que le garantiza a las revistas el hecho de estar incluidas en el “Núcleo básico de revistas científicas argentinas”, proyecto que el CONICET ha implementado en el CAICYT hace ya más de una década con el objeto de evaluar e identificar las principales revistas científicas argentinas.

Repositorios institucionales, bibliotecas electrónicas y toda iniciativa de acceso abierto a la información representan hoy líneas de acción estratégicas en la búsqueda de un ascenso social en el que se ponga en valor una variable clave para toda comunidad: el conocimiento. Pero el nivel de los contenidos ofrecidos debe contar también con una garantía de calidad tal que los constituya en verdaderas fuentes de excelencia. Es por esto que es necesaria una fuerte articulación entre las estructuras institucionales, las normativas legales y los proyectos. Hoy, el reto está planteado en que la generación de nuevas fuentes de información científica vaya de la mano de esta articulación estratégica. Una auténtica integración con el mundo científico globalizado implica organización, gestión y estar atentos, tanto a los lineamientos del desarrollo en ciencia y tecnología de los principales conglomerados nacionales como a nuestros propios avances en investigaciones nacionales que son de primer nivel. La base de sustentación es sólida y el camino parece estar trazado, pero los desafíos no son pocos. Las tecnologías están disponibles, no son un escollo ni una finalidad, son herramientas disponibles que nos allanan el camino. La libre disponibilidad de los resultados científicos debe ser un escalón para el ascenso del desarrollo de verdaderas políticas científicas superadoras, en las que nuestras publicaciones nacionales, por ejemplo, formen parte de los procesos de evaluación para el progreso de nuestro propio ámbito de generación de conocimiento en ciencias.